Lo que los inversionistas de Penny Stock deben saber sobre la dilución

  1. Finanzas personales
  2. Invertir
  3. Acciones de Penny
  4. Lo que los inversionistas de Penny Stock deben saber sobre la dilución

Libro Relacionado

Penny Stocks para tontos

Por Peter Leeds

Los inversores de acciones de Penny a menudo escuchan el término dilución y asumen lo peor. La dilución es a menudo vista como algo negativo para una inversión, pero como la mayoría de las cosas en el mercado de valores, es un poco más compleja.

La dilución de las acciones de Penny es algo bueno

Si la empresa necesita más dinero después de su oferta pública inicial, puede vender aún más acciones para generar los fondos que necesita. Esas nuevas acciones podrían representar una parte de la compañía que no fue lanzada en la oferta pública inicial. Las acciones recién emitidas se venden a los inversores, y la empresa utiliza el dinero para capital de trabajo, o para pagar deudas o realizar una adquisición.

La emisión de nuevas acciones puede disminuir el valor proporcional de cada acción nueva y existente, un resultado que los inversores llaman dilución. Si una empresa duplica el número total de acciones, la cantidad de dinero que cada acción representa se reduce a la mitad.

Cada compañía necesita equilibrar la capacidad de recaudar fondos con las preocupaciones causadas por la dilución.

La razón más obvia para emitir más acciones es para recaudar fondos, pero las empresas emiten nuevas acciones por otras razones:

  • Recaudando dinero: Tanto si se trata de una oferta pública inicial como de una oferta posterior, ésta es una forma eficaz de generar fondos para cualquier empresa que cotiza en bolsa.
  • Renunciando al control: Cuando la fundadora (u organización) posee demasiado de una compañía, puede fácilmente reducir ese porcentaje de propiedad vendiendo una parte a nuevos accionistas a través de la venta de acciones.
  • Expansión de la base de accionistas: Cuantos más accionistas tenga una empresa, mejor. De hecho, muchas de las principales bolsas de valores exigen que las empresas que cotizan con ellas tengan un número mínimo de accionistas únicos. Al emitir nuevas acciones en el mercado, la base de accionistas se expande a medida que nuevos propietarios compran acciones.
  • Ejecutivos de pago y empleados clave: Las empresas pagan regularmente a sus empleados clave, o atraen a los mejores talentos, a través de acciones u opciones de compra de acciones. Las sociedades anónimas de Penny son particularmente aficionadas a esta maniobra porque pueden no tener mucho dinero en efectivo para compensar a los ejecutivos, pero pueden ofrecer acciones que tienen el potencial de aumentar su valor.
  • Cobro de opciones y obligaciones convertibles: A veces se crean nuevas acciones utilizando instrumentos financieros complejos. Por ejemplo, una obligación convertible es como un préstamo en el que el acreedor podría ser reembolsado por la cantidad adeudada o podría convertir ese valor en nuevas acciones de la empresa. Las opciones también se convierten en acciones de la empresa en el momento en que se ejercen o se cobran.

La emisión de nuevas acciones puede ayudar a una empresa que cotiza en bolsa al darle la mayor flexibilidad para aprovechar las oportunidades a medida que implementa su plan de negocios. Los beneficios pueden ser grandes, siempre y cuando la compañía sea cautelosa en cuanto a la posibilidad de causar la dilución del accionista.

Cómo afecta la dilución a los inversores en acciones de un penique

La dilución puede tener un impacto perjudicial en las existencias de peniques. Cada vez que una compañía emite nuevas acciones, la participación en la propiedad de cada acción se reduce. Su trabajo como inversionista es determinar si el financiamiento dilutivo de una compañía es beneficioso o perjudicial para los accionistas actuales. Usted quiere evitar compañías que no producen ganancias para sus accionistas.

Para una compañía con 10 millones de acciones en circulación, cada acción representa la propiedad de 1/10.000.000.000 de esa compañía. Si duplica el número de acciones disponibles, cada una debería valer la mitad.

La dilución también puede mantener bajos los precios de las acciones incluso cuando el valor de la empresa crece. Imagínese una compañía que cotiza a un dólar por acción, mientras que el número de acciones en circulación se duplica. Si las acciones siguen siendo de un dólar, pero hay el doble de ellas, eso significa que la capitalización bursátil se ha duplicado.

En este ejemplo, los accionistas poseen acciones de una empresa que ha crecido en tamaño pero que puede no ver ningún aumento en el precio de las acciones porque hay muchas más acciones disponibles.

Los inversionistas con menos experiencia a menudo no ven el efecto potencialmente perjudicial que pueden causar las acciones recién emitidas. Pueden estar orgullosos de la ganancia del 20 por ciento que sus acciones han recuperado hasta ahora, sin darse cuenta de que esto ocurrió durante un tiempo en el que la compañía diluyó significativamente sus acciones. Sin esa dilución, los rendimientos de los inversores pueden haber sido significativamente más altos, pero esta oportunidad perdida nunca se mostrará de forma cuantificable.

Si usted es accionista de una compañía, no quiere que diluya su inversión al emitir más acciones. Si aún no es accionista de una compañía en la que está considerando invertir, no necesita preocuparse por la dilución de la compañía, porque simplemente hará que las acciones en las que está pensando invertir sean menos costosas y estén más disponibles.

Las empresas también pueden seleccionar el precio al que emiten nuevas acciones o al que pueden ejercer sus opciones. Por ejemplo, pueden anunciar un acuerdo para vender acciones a 2,25 dólares a un comprador específico o que el precio de la oferta pública inicial será de 2,25 dólares.

Establecer el precio de una acción puede ser beneficioso para los accionistas si el precio es más alto que el precio actual de la acción. La emisión de nuevas acciones a precios inferiores a los precios actuales de las acciones puede tener un impacto negativo en las acciones. Además, los accionistas actuales también pueden sentir que han pagado de más, o que la gerencia está regalando partes de la compañía a niveles injustos.

El impacto de la dilución sobre las acciones no es instantáneo, sino que tiene un efecto gradual en el tiempo. Sin embargo, dado que la dilución implica precios más bajos de las acciones, cuando una empresa anuncia que emitirá más acciones, los inversores pueden reaccionar inmediatamente vendiendo sus acciones.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *